Ojos rojos en verano: causas y remedios

 Inicio / Historias que ayudan / Ojos rojos en verano: causas y remedios

Ojos rojos en verano: causas y remedios

Unos días atrás te hablábamos de la importancia de utilizar unas buenas gafas de sol para protegerte de la radiación solar. Sin embargo esta no es la única precaución que hay que tomar en verano para cuidar tus ojos. ¿Verdad que después de pasar horas al aire libre o en el agua tienes los ojos rojos?  

“Me he pasado el día en la piscina y ahora tengo los ojos rojos, ¿Qué puedo ponerme? ¿Es por el cloro? Noto un poco de irritación y escozor. ¿Qué remedios tenéis?"

Esta es una de las típicas consultas que recibimos en la farmacia durante las calurosas tardes de julio y agosto. Si, es muy habitual ver a muchos niños (y no tan niños) con los ojos rojos después de pasar horas al sol en la piscina o la playa.  

¿Quieres saber por qué se ponen los ojos rojos, cuáles son las causas y qué remedios tienes a tu alcance para solucionarlo?

irritación ocular piscina

El porqué de los ojos rojos

La sequedad ocular es una de las causas por las que podemos notar los ojos rojos. El calor, el viento y el sol afectan directamente a la hidratación del ojo provocando la irritación.

Pero quizá lo que más influye es el cloro de las piscinas y también las sustancias químicas que se utilizan para el mantenimiento del agua. Cuando nos bañamos y especialmente si abrimos los ojos debajo del agua lo más normal es que la conjuntiva se irrite. El cloro se utiliza para mantener el agua libre de bacterias pero a la vez puede actuar como irritante ocular.

Algunas veces lo que causa el enrojecimiento del ojo es una infección, provocada por un microorganismo, lo que conocemos como una conjuntivitis bacteriana o vírica.

Remedios para tratar los ojos rojos en verano

A partir de ahora añade a tu kit de protección para el verano un colirio de lágrima artificial o suero fisiológico

Los encontrarás en envases unidosis o multidosis, utiliza el que te sea más cómodo. Te servirá para rehidratar el ojo y aliviar el picor o el escozor.

También existen colirios con vasoconstrictores que reducen el tamaño de los vasos sanguíneos y por eso le devuelven al ojo su aspecto blanco. No obstante hay que valorar bien cada caso. No siempre son necesarios. Además, si la causa es una conjuntivitis infecciosa, este tipo colirios no pueden ser la solución.

Lo más importante es que si el enrojecimiento persiste y va acompañado de escozor o legañas hay que consultar al médico.

Medidas para una buena higiene ocular en verano

Un buen consejo sería utilizar gafas de sol y sombrero, de esta forma se reduce un 95% la radiación directa que incide sobre los ojos, algo a tener en cuenta si te preocupa cuidar tus ojos.

Y como siempre te decimos, no te expongas al sol entre las 12h y las 16h de la tarde, las horas en las que la radiación es mayor.

Y para terminar, si vas a la piscina o a la playa deja las lentillas en casa. No te bañes si las llevas puestas, las puedes perder y además el riesgo de infección es elevado, en el agua hay bacterias que pueden acabar provocando una conjuntivitis.  

Lo mejor, utilizar gafas de bucear ¿sabías que las puedes encontrar incluso graduadas a precios súper económicos?

Cuéntanos, ¿acostumbras a tener los ojos rojos después de estar al sol o en la piscina?

 

También te puede interesar:

Cómo proteger tu pelo del sol

Protector solar en niños: cómo, dónde y cuándo aplicarlo

 Colirios o gotas para los ojos, cómo aplicarlos paso a paso

Si te ha gustado, compártelo:

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0