Por qué debes usar un limpiador lingual

 Inicio / Consejos y Videoconsejos / Salud Bucal / Por qué debes usar un limpiador lingual

Por qué debes usar un limpiador lingual

¿Cuidas tu higiene dental después de cada comida y sigues con esa sensación tan incomoda por el mal aliento? ¿Ya no sabes que hacer para tener un aliento fresco?

En el consejo de hoy queremos explicarte por qué sigues teniendo mal aliento aunque siempre te cepilles los dientes, uses hilo dental y te enjuagues con un colutorio.

Puede que olvides un paso muy importante: limpiarte la lengua con un limpiador lingual.

A continuación te contamos, paso a paso, cómo y cuando hacerlo, verás como es muy sencillo ;)                                        

como limpiar la lengua

Aunque el mal aliento o halitosis puede tener diferentes causas, la principal tiene su origen en la boca, y en concreto es debido una mala higiene bucal, sobre todo de la lengua.

Si estás desesperado porque no sabes cómo deshacerte del mal aliento notarás una gran mejoría después del uso del limpiador lingual.

Con el limpiador lingual conseguirás eliminar la capa blanquecina que se va creando sobre la lengua, a causa de la acumulación de restos de comida, mucosidad, saliva y bacterias.

En muchos casos, esta capa es la responsable de la aparición del mal aliento y de otros problemas y enfermedades dentales.

Cómo elegir un limpiador lingual

Siempre pensamos en cómo elegir un cepillo de dientes o cuál es la mejor pasta de dientes, sin embargo muchos de nosotros usamos el cepillo de dientes para limpiar la lengua cuando es mucho más efectivo utilizar un limpiador o raspador lingual.

Además, su diseño es perfecto y hace que utilizarlo sea muy fácil.

Existen diferentes modelos, pero los más útiles son los más simples, los que tienen forma de letra U. Como el que puedes ver en la imagen de la marca Halita.

limpiador lingual halita

Cómo usar un limpiador lingual

Si no sabes cómo limpiar tu lengua, toma nota.

En primer lugar tienes que sacar la lengua y arrastrar el limpiador por encima presionando (¡sin pasarse!) desde atrás hacia adelante. Arrastra el limpiador las veces que sea necesario hasta que veas que la capa blanquecina que recubre la lengua desaparece. ¡Ah! Y no te no te olvides de los laterales.

Las primeras veces que utilices el limpiador lingual puedes notar ciertas molestias o náuseas, al limpiar la parte posterior de la lengua, pero con los días desaparecen.

No hace falta utilizarlo después de cada comida, una vez al día es suficiente, preferiblemente por las mañanas.

Después de utilizarlo solo tienes que limpiarlo con un poco de agua y listo.

Otras ventajas       

-El precio, los limpiadores linguales no son nada caros, cuestan poco más que un buen cepillo de dientes y no hace falta cambiarlo cada 2 o 3 meses, ni necesitan recambios. Sin duda es una gran inversión ;)

-Puede ayudarte a evitar problemas como la gingivitis, la periodontitis, la placa bacteriana o las caries.

 

Bueno qué, ahora que ya sabes cómo limpiar tu lengua ¿te animas a bajar a la farmacia a comprar un limpiador lingual y compartir tu experiencia con nosotros? 

Si te ha gustado, compártelo:

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0