Estoy embarazada ¿por qué me sangran las encías?

 Inicio / Historias que ayudan / Estoy embarazada ¿por qué me sangran las encías?

Estoy embarazada ¿por qué me sangran las encías?

Recientemente, una futura mamá, María, nos escribió contándonos que desde los primeros meses de embarazo notaba las encías muy sensibles y le sangraban al cepillarse los dientes. Al principio no le daba más importancia pero, al notar que esto iba en aumento, no dudó en escribirnos ya que todavía le faltaban unas semanas antes de la siguiente visita.

Estaba preocupada porqué sabía que las encías sanas no sangran, gracias a una de nuestras #HistoriasQueAyudan, el caso de Rafa. Por eso nos preguntaba si estas molestias, que ella no había tenido nunca, estaban relacionadas de alguna manera con el embarazo.

María quería empezar a tratar este problema pero no sabía cómo hacerlo. No estaba segura de qué productos debía utilizar, ni tampoco si eran seguros durante el embarazo.  

¿Quieres saber cuál fue nuestra respuesta?

                          gingivitis embarazo

Por qué le sangran las encías a María

El embarazo no es algo que la gente relacione con una higiene dental más intensiva. Al pensar en embarazo nos vienen a la cabeza las náuseas, los vómitos o la hinchazón de piernas pero nadie nos avisa de que una de las molestias típicas del embarazo también es la gingivitis.  

En esta etapa suceden cambios en el organismo o situaciones que no se pueden evitar, por ejemplo:

  • Tienen lugar muchos cambios hormonales que, aunque son necesarios para tirar un embarazo adelante, tienen unos cuantos efectos secundarios. Uno de ellos es que favorecen la inflamación y el sangrado de las encías, especialmente a partir del segundo o tercer mes de gestación.
  • Además debido a los vómitos y al reflujo, tan típicos del embarazo, el ácido del estómago puede afectar a las encías y erosionar el esmalte dental al entrar en contacto con los dientes.

Qué hay que hacer

Si durante estos nueve meses de embarazo descuidamos la higiene de la boca, el deterioro dental puede ser mucho mayor que en situaciones normales.

Hay que tratar la gingivitis para que no ocurra eso que decían nuestras abuelas: “cada hijo cuesta un diente”.

Dentífrico y colutorio

Como primera medida es recomendable el uso de una pasta y un colutorio específicos para tratar la gingivitis. Por eso le dijimos a María fuera a la farmacia y comprara algún producto de este tipo (de la marca GingiLacer o GingiKin, por citar alguno).

Estos dentífricos y enjuagues son diferentes a los que utilizas habitualmente. Contienen compuestos especiales que combaten más eficazmente la gingivitis y eso se nota desde las primeras aplicaciones. Además pueden utilizarse durante el embarazo.

Hay que utilizar esta combinación de productos todos los días, hasta el final del embarazo si es necesario.

Productos con Clorhexidina

En los casos más severos pueden utilizarse también colutorios y dentífricos con clorhexidina. Estos sólo durante un periodo máximo de dos semanas. Si se utilizaran durante más tiempo la clorhexidina podría manchar los dientes.

...Pero necesitamos algo más

Un cepillo suave

Algo que también le contamos a María es que es muy importante utilizar un cepillo suave. Sin un cepillo de este tipo será muy difícil eliminar la inflamación y el sangrado. Olvídate de los cepillos medios o duros durante el embarazo.

Hilo dental y cepillos interproximales

Además es indispensable que utilices hilo dental y cepillos interproximales para completar la higiene, al menos una vez al día.

El riesgo de padecer problemas bucales más graves que la gingivitis es elevado, por eso hay que atacar todos los frentes. Limpiar los restos de comida y la acumulación de placa bacteriana que queda en el espacio entre los dientes es muy importante. 

Ir al dentista

No estaría de más una visita al dentista, hacía el segundo o tercer trimestre de embarazo para que valore el estado de los dientes y detecte alguna posible complicación. 

¿Se puede evitar la gingivitis durante el embarazo?

Como le explicamos a María, no se pueden evitar los vómitos ni los cambios hormonales, pero algo sí que podemos hacer para reducir los riesgos:

Lo primero es ir al dentista antes de quedarte embarazada para hacerte una limpieza completa. María ya no estaba a tiempo pero a lo mejor tu sí ;)

-No olvides cepillarte los dientes tres veces al día y utilizar el colutorio siempre que puedas, en esta época más que nunca.

-También cepíllate los dientes después de comer cualquier pequeño “antojo” y también después de vomitar.

-Intenta comer sano, mucha fruta y verduras, no comas alimentos con azúcar y bebe agua a menudo. Ya sabes que eso no sólo te irá bien para los dientes sino que será bueno para tu salud y la del bebé. Y ya verás como tendrás digestiones mucho más ligeras.

¿Te ha ocurrido lo mismo que a María? ¿Qué haces para tratar la gingivitis durante el embarazo?

¡Déjanos tu comentario en nuestras #HistoriasQueAyudan de hoy!

Si te ha gustado, compártelo:

  • Invitado

    Hola soy leticia ahora me esta pasando lo mismo me sangran las encias,kada q me cepillo.y cuando como cosas dulces me duelen los dientes,nunca me habia pasado creo q todo es x el embarazo.pero no me arrepiento:!!!!!!!

    Responder
  • Hola, es posible que sea debido a la alteración hormonal del embarazo. Acude al dentista para hacer una revisión y valorar si realizar una limpieza bucal.

    Responder
  • ines

    Hola!
    Además de GingiLacer y GingiKin ¿me podríais recomendar otras pastas de dientes? Veo que muchas contienen menta y salvia y he leído que son componentes no recomendados durante el embarazo. ¿Es así?
    Muchas gracias!!
    ines

    Responder
  • Hola Inés, cualquiera específica para encías que encuentres en la farmacia es adecuada. De todas formas puedes utilizar sin problema las que contengan menta o salvia. El extracto que se utiliza como aroma en las pastas no supone ningún riesgo.

    Responder

Deja tus comentarios

0