Qué dice el prospecto de los medicamentos

 Inicio / Consejos y Videoconsejos / Vida Sana / Qué dice el prospecto de los medicamentos

Qué dice el prospecto de los medicamentos

¿Alguno de los presentes sigue pensando que no es necesario leer el prospecto de los medicamentos? De acuerdo, no es que su lectura sea muy amena y hay que reconocer que el listado de efectos secundarios nos es apto para hipocondríacos, pero la información que contiene es muy importante y puede ahorrarte algún que otro disgusto.

Echar un vistazo al prospecto no solo es importante cuando empiezas con un nuevo tratamiento, prueba a leer el prospecto del Apiretal, el ibuprofeno o el omeprazol, apostamos que te encuentras alguna que otra sorpresa.

Recuerda que además de leerlo, debes conservarlo hasta el final del tratamiento. Olvídate de ahorrar espacio en el botiquín, se acabó lo de guardar las medicinas sin caja ni prospecto, contienen información demasiado importante y la puedes necesitar en cualquier momento, por ejemplo si olvidas tomar una dosis.

Nuestra misión es convencerte y por esta razón te hemos preparado el siguiente vídeo, Marta te cuenta todos los detalles que debes conocer sobre el prospecto de los medicamentos.

Seguro que tu médico, farmacéutico o cualquier otro profesional sanitario te ha informado debidamente sobre el medicamento, sin embargo una lectura en casa más tranquila puede ayudarte a asimilar mejor toda la información.

A continuación destacamos lo más importante que puedes encontrar en cada una de las seis secciones que suelen tener los prospectos.

1-Qué es y para qué se utiliza

En el prospecto de todos los medicamentos se describen sus indicaciones, es decir para qué afecciones se pueden utilizar. Saber para qué sirve el medicamento nos puede ayudar a cumplir mejor el tratamiento y a evitar errores, sobre todo cuando tomamos más de un medicamento a la vez.

Sin embargo esto jamás debe servirte para automedicarte, recuerda que el médico es el único que puede indicarte si puedes o no tomar un medicamento.

2-Qué debes saber antes de tomarlo

Siempre hay quién no puede tomar un medicamento o debe tener especial cuidado antes de tomarlo. Esta sección del prospecto es de obligada lectura para aquellos que padecen del hígado, riñones o corazón. También explica cómo actuar ante situaciones especiales. ¿Puede tomarse el medicamento estando embarazada o dando el pecho? ¿Qué pasa con las alergias?

Si trabajas conduciendo o manejando maquinaria pesada, en este apartado podrás consultar si el medicamento puede provocar somnolencia.

Antes de empezar un tratamiento también debemos informarnos sobre el uso de otros medicamentos ya que algunos pueden ser incompatibles entre sí. Sin ir más lejos un simple antiácido puede dificultar la absorción de otros medicamentos si se toman muy seguidos.

3-Quién, cómo y cuándo tomarlo

Debes tomar los medicamentos siguiendo exactamente las instrucciones que te haya dado tu médico, sin embargo no es nada extraño que al llegar a casa no lo recuerdes o tengas dudas.

En el prospecto siempre puedes consultar si tienes que tomarlo en ayunas, si debes tragarte el comprimido entero o puedes partirlo o si debes evitar mezclarlo con determinados alimentos (por ejemplo algunos antibióticos son incompatibles con la leche).

También podrás consultar aquí la posología para adultos, niños o ancianos. Aunque debes tener en cuenta que en muchas ocasiones el médico debe ajustar la posología a cada paciente y que la tuya no coincida exactamente con la información general que encontrarás en el prospecto.

En esta sección también nos dan la solución cuando tomamos más medicamento del que se debe o olvidamos alguna dosis y a juzgar por el gran número de comentarios que tenemos en nuestro consejo "¿qué puedes hacer si olvidas la toma de un anticonceptivo?" debe ser uno de los apartados más leídos.  

4-Posibles efectos adversos 

Todos los medicamentos pueden producir efectos secundarios aunque no se presenten en todas las personas. Ten en cuenta que antes de recetártelo el médico ha valorado la relación beneficio-riesgo y ten por seguro que el beneficio gana por goleada.

Cualquier efecto adverso relacionado con el medicamento debe aparecer en el prospecto clasificados según su frecuencia de aparición. De esta manera los efectos secundarios son más fáciles de identificar por parte de los pacientes y se puede actuar más rápidamente.

Lo primero que debes hacer si asocias cualquier nuevo síntoma a la toma de un medicamento es avisar al médico, incluso si "tu efecto secundario" no aparece en el prospecto.

5-Cómo conservar el medicamento

Lo primero que suele indicar esta sección y no hay que olvidar jamás es que debes mantener los medicamentos fuera del alcance y la vista de los niños.

Las medicinas no deben usarse después de su fecha de caducidad, pero algunas precisan de condiciones especiales una vez abiertas¿Sabes cuánto dura el Dalsy o el Apiretal una vez abierto ? O ¿qué ocurre con los antibióticos de uso pediátrico? Muchos de ellos se tienen que conservar en la nevera de lo contrario no tendrían el efecto deseado.  

Al final de este apartado, el prospecto también te indica qué debes hacer con los medicamentos que ya no necesitas, te recuerda que debes desecharlos siempre en el punto Sigre de tu farmacia.

6-Información adicional

En el último apartado se añade información adicional, donde normalmente se indica la composición exacta del medicamento. En general se indican todos los componentes, algunos son de declaración obligatoria, como por ejemplo la fructosa, el azúcar, el almidón de trigo, la fenilalanina o la lactosa.

Muchas personas que sufren intolerancias, alergias o determinadas enfermedades necesitan conocer con exactitud si contienen o no este tipo de excipientes.

Ya ves que en el prospecto se indica toda la información necesaria para la toma del medicamento, por eso es muy importante que lo guardes hasta que se acabe le tratamiento, no sabes en qué momento podrá surgirte alguna duda. Imagina que en la consulta con las prisas has olvidado comentarle a tu médico algo importante, como que trabajas conduciendo todo el día, o que tienes alergia a la lactosa o que tomas también otros medicamentos o productos naturales. En el prospecto podrás consultar si es compatible.

 

Esperamos haberte convencido y recuerda, si después de comprar un medicamento y haber leído el prospecto, aún tienes dudas o no entiendes algún apartado, aquí estamos siempre para ayudarte. Acude a tu farmacia o escríbenos sin problema , resolveremos tus consultas en un momento.

¿Cuánto hace que no lees un prospecto de un medicamento?

 

También te puede interesar

Para qué sirve el paracetamol, qué nos dice su prospecto 

Medicamentos para el dolor de cabeza, qué puedes tomar

Cómo y cuándo tomar ibuprofeno, qué dice su prospecto 

Omeprazol, qué dice su prospecto

 

Si te ha gustado, compártelo:

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0