Lizipaina, un remedio para el dolor de garganta

 Inicio / Consejos y Videoconsejos / Vida Sana / Lizipaina, un remedio para el dolor de garganta

Lizipaina, un remedio para el dolor de garganta

¿Buscas información sobre Lizipaina? ¿No sabes para qué sirve o no estás seguro de cómo tomarla para calmar el dolor de garganta?

Vamos a aclarar tus dudas, desde la farmacia hemos preparado este vídeo-prospecto donde te contamos exactamente qué debes saber antes de tomar Lizipaina, uno de los remedios más utilizados para el dolor de garganta. Por ejemplo, ¿sabías que no debes tomar este medicamento si tienes alergia al huevo? Dale al play y descubre por qué ;)

Si ahora no puedes o no te apetece ver el vídeo sigue leyendo, también te lo contamos todo, todo ;)

Qué es Lizipaina, para qué sirve

pastillas para el dolor de gargantaUn medicamento en forma de pastillas para aliviar el dolor garganta, se dispensan en cómodos tubos y tienen sabor a menta fresca.

Cada tubo con 20 comprimidos para chupar tiene un precio de 6,38€ (Febrero 2016)

Este medicamento está indicado para tratar molestias leves en la garganta, como la irritación o la afonía.

Lo que quizá no sabías es que si tienes pequeñas heridas en las encías, como por ejemplo las que pueden provocar las prótesis dentales o dentaduras postizas, también puedes tomar Lizipaina.

¿Cómo actúa?

Si lees su prospecto, verás que estas pastillas para la garganta tienen actividad como antiinfeccioso bucofaríngeo, para entendernos, actúan de forma similar a un desinfectante, es decir que los componentes de Lizipaina son capaces de acabar con pequeños microorganismos que podrían provocar alguna infección en la zona de la garganta o la boca.

Cada comprimido para chupar de contiene:

  • 5 mg de lisozima hidrocloruro y 2mg de papaína, un par de enzimas o pequeñas proteínas con cierta actividad antiséptica
  • 3mg bacitracina, sustancia con acción antibiótica local

Los principios activos de su composición ayudan a aliviar las molestias que suelen acompañar al dolor de garganta como la irritación y la inflamación provocados por infecciones de virus y bacterias.

Cómo y cuándo tomar Lizipaina

Si eres adulto podrías tomar un comprimido cada dos horas, aun así, presta atención y no pierdas la cuenta, no puedes tomar más de 6 o 8 en un día.

Los niños entre 6 y 15 años pueden tomar máximo 3 o 4 comprimidos al día.

Este tipo de pastillas para chupar, nunca deben masticarse ni tragarse enteras, la gracia es que se vayan disolviendo lentamente en la boca, para que sus componentes actúen con eficacia en la zona.

Precauciones a tener en cuenta

Los menores de 3 años no pueden tomar Lizipaina.

Los niños de 3 a 6 años tampoco, a no ser que así lo indique el médico.

Si los síntomas de garganta no mejoran en dos días o empeoran, no dudes en acudir al médico.

También debes consultar con tu médico antes de tomar este medicamento si estás embarazada o en periodo de lactancia.

No tomes Lizipaina junto a otros medicamentos para la garganta del mismo tipo, como por ejemplo Hibitane, Bucomentasana, Angileptol,…

Importante, alergias

  • Debes saber que si tienes alergia o sensibilidad al huevo no puedes tomar Lizipaina. La lisozima, uno de sus principios activos se obtiene precisamente del huevo.
  • Tampoco debes tomarlo si tienes intolerancia hereditaria a la fructosa, cada comprimido contiene 1,4g de sorbitol
  • Si sufres otro tipo de alergias, debes saber que sus excipientes son sacarina, sorbitol, aroma de menta y estearato de magnesio.
  • No contiene azúcar, ni gluten

¿Tiene efectos secundarios?

Lizipaina no es un medicamento que suele presentar efectos secundarios, aunque en ocasiones se han descrito ciertas reacciones alérgicas.

Si crees que te ha podido causar alguna reacción adversa aunque no se trate de una reacción alérgica, no dudes en notificarlo al Sistema Español de Farmacovigilancia 

Si eres más de remedios naturales prueba Golaplus

pastillas garganta naturales

Extra, recomendaciones para aliviar el dolor de garganta

Si te duele la garganta, estés tomando o no Lizipaina, las siguientes recomendaciones te vendrán muy bien para aliviar las molestias.

Bebe agua. Mantén un vaso o botella de agua a tu alcance y oblígate beber de vez en cuando. Si tu organismo está bien hidratado, también lo estará tu garganta, con lo que diminuirá la sensación de sequedad en la zona y ayudarás a eliminar la mucosidad.

• Si quieres mejorar es imprescindible que te olvides de fumar y beber alcohol, son agentes muy irritantes y sin duda, empeorarán la situación.

No carraspees ni fuerces la voz, aunque no lo parezca susurrar tampoco es bueno si tienes afonía.

• Evitar ingerir alimentos o bebidas muy fríos o muy calientes o picantes.

• Si notas molestias en la garganta al tragar, opta por alimentos de textura blanda.

• Evita los cambios bruscos de temperatura y cúbrete la garganta y la boca, sobre todo en ambientes fríos.

• Evitar los ambientes poco ventilados.

• Si debido al uso de la calefacción el ambiente está muy seco, es recomendable utilizar un humidificador.

• En caso de congestión nasal, los lavados nasales con suero fisiológico serán útiles para evitar respirar por la boca.

Si después de leer el consejo piensas que lo que necesitas para tu garganta no es Lizipaina y que te iría mejor un antibiótico, no te pierdas la historia de Paco y su dolor de garganta.

 

También te puede interesar

7 errores que no debes cometer cuando estás resfriado

Remedios para calmar la tos

 

 

Si te ha gustado, compártelo:

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0