Golpe de calor, cómo evitarlo

 Inicio / Consejos y Videoconsejos / Vida Sana / Golpe de calor, cómo evitarlo

Golpe de calor, cómo evitarlo

Estos días de calor son realmente inaguantables, así que, a menos que quieras saber en primera persona qué es un golpe de calor, mejor que estés leyendo esto mientras tienes los pies a remojo en la piscina o tranquilamente en tu casa con el aire acondicionado puesto.  

Todos los veranos por desgracia algunas personas sufren golpes de calor que ponen en riesgo su vida. Pero en realidad, prevenir un golpe de calor no es nada complicado. El problema es que hay que saber qué hacer y hay que conocer los síntomas para actuar rápido, en especial en el caso de los niños, personas mayores o enfermos.

Para que no te ocurra a ti ni a nadie que conozcas, no te pierdas este videoconsejo donde te vamos a explicar de qué forma puedes prevenir un golpe de calor.

Qué hacer para evitar un golpe de calor

Para no sufrir un golpe de calor no es necesario quedarse en casa encerrado sin salir durante todo el día. Podemos disfrutar de los días soleados de calor intenso pero haciendo algunos cambios en nuestras rutinas y tomando algunas precauciones.

Evita estar al sol entre las 12h y las 17h

Lo más importante es evitar estar al sol en las horas de más calor, lo que decimos siempre, entre las 12h y las 17h de la tarde. Y si tienes que estar en la calle pues ponte un gorro y ropa fresca y transpirable. Busca sombras y no hagas esfuerzos.

Si trabajas al sol preocúpate por conseguir algún tipo de sombrilla o toldo que te proteja.

No hagas deporte en las horas de más calor

Parece algo muy obvio, aunque no lo debe ser para todo el mundo cuando ves gente haciendo deporte a la 13h del mediodía, como si no hubiera un mañana.

Lo mejor es cambiar de horario y salir a primera hora o al anochecer o irte al gimnasio donde estarás a buen recaudo con el aire acondicionado. Si te interesa puedes leer aquí otras recomendaciones para hacer deporte en verano.

Evitar la deshidratación

Bebe, no esperes a tener sed. Si hace calor y sudas bebe. Pero toma agua o zumos naturales. No bebas alcohol ni refrescos azucarados. Si sudas en exceso puedes tomar también bebidas isotónicas para reponer agua y minerales.

Para evitar la deshidratación también te ayudará tomar mucha fruta fresca ricas en agua como la sandía o el melón. Sin olvidar las verduras y hortalizas.

Para comer lo mejor son los alimentos frescos y ligeros, ensaladas, gazpachos o cremas frías de verduras.

Busca sombras y refréscate

Es importante intentar mantener la casa fresca. Por la noche abre y ventila para que circule el aire. Cuando salga el sol cierra ventanas y persianas.

Y lo más efectivo  cuando el calor es sofocante y las temperaturas demasiado elevadas refréscate en la bañera o en la ducha y si puedes vete a la piscina.

 

Estas son las principales medidas que debes tomar si no quieres sufrir un golpe de calor. Si quieres puedes seguir viendo aquí otro videoconsejo donde te explicamos cuáles son los síntomas y qué hacer ante un golpe de calor.

¿Te has quedado con alguna duda? ¡Contacta con nosotros y la resolveremos!

 

También te puede interesar

Más allá del corte de digestión

Melón, propiedades y beneficios

 

Si te ha gustado, compártelo:

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0