Gingivitis, las 5 claves para prevenir el sangrado de las encías

 Inicio / Consejos y Videoconsejos / Salud Bucal / Gingivitis, las 5 claves para prevenir el sangrado de las encías

Gingivitis, las 5 claves para prevenir el sangrado de las encías

¿Notas dolor de encías y las tienes inflamadas? ¿Cada vez que te cepillas los dientes te provocas el sangrado de las encías? Estos son los típicos síntomas de la gingivitis.

En alguna ocasión aparece debido a alteraciones hormonales, a la toma de algunos fármacos o al uso de prótesis mal ajustadas, aunque lo más frecuente es que se origine por una higiene bucal insuficiente.

Para evitar que empeore y acabes sufriendo una periodontitis, aquí te dejamos las 5 claves para prevenir la gingivitis.

gingivitis

Cómo prevenir la gingivitis

La gingivitis normalmente aparece porque no nos lavamos bien los dientes, porque la técnica es inadecuada o porque no utilizamos hilo dental y colutorio después. El resultado es la acumulación de la placa que acaba provocando una inflamación.

Pero por suerte la gingivitis se puede prevenir o frenar a tiempo antes de que las consecuencias sean más graves.

Lo principal e indispensable que te ayudará a prevenir la aparición de la gingivitis es lo siguiente:

1. Cepíllate los dientes 3 veces al día

En primer lugar, es importante que te laves los dientes después de cada comida con un cepillo que no sea demasiado duro. Uno de dureza media es suficiente para eliminar la placa bacteriana y evitar que ésta se acumule.

Los cepillos con cerdas demasiado duras pueden contribuir a inflamar las encías y los suaves se pueden reservar para inflamaciones severas.

Presta a tención a la técnica de cepillado. Para una higiene completa necesitas cepillarte durante dos minutos, limpiando todas las piezas dentales, por todas las caras, no sólo la delantera.

Existen cepillos con el cabezal más pequeño de lo habitual ideales para los espacios de más difícil acceso.

También los cepillos eléctricos ayudan a que la higiene sea más completa. Aquí puedes leer todas las ventajas de los cepillos eléctricos frente a los cepillos manuales.  

Y si utilizas algún tipo de ortodoncia tu higiene bucal debe ser aún más cuidadosa.

2. Utiliza hilo dental, cepillos interdentales y colutorio

Puede parecer una comparación exagerada pero, ¿verdad que no te cepillarías los dientes sin pasta? Pues tampoco debes olvidarte de pasarte el hilo dental o utilizar cepillos interproximales cada noche.

hilo dentalTodo el mundo sabe que existe el hilo dental y muy pocos lo utilizan bien. Al principio puede parecer un poco complicado pero con estos 5 sencillos pasos vas a aprender a utilizar el hilo dental correctamente.

En los espacios en los que los dientes estén más separados pueden utilizarse los cepillos interdentales. Son mucho más fáciles de utilizar que el hilo dental. En este video verás te explicamos cómo utilizar los cepillos interproximales.

Y por supuesto no te olvides de enjuagarte con un colutorio mínimo una o dos veces al día. Los colutorios permanecen en la boca durante unos minutos, eliminando bacterias que pueden acabar provocando la gingivitis.

3. Visita a tu dentista

Es casi obligatorio ir al odontólogo cada año al menos una vez para hacerte una buen limpieza completa.

Es verdad que tumbarte en la silla del dentista no es lo más agradable del mundo pero por suerte las limpiezas no duelen y ayudan a evitar problemas mucho más graves a la larga.

4. No te olvides de la dieta sana 

 Seguir una buena dieta, sana y equilibrada también es muy importante.

Para mantener la salud de las encíasnodebe faltar en tu dieta un aporte de calciovitamina D que facilita la absorción del calcio, vitamina C que ayuda a proteger frente a infecciones y mantener la salud de dientes y encías, vitamina Ayvitaminas del grupo B también por su efecto protector frente a la piorrea.

Aumenta la ingesta de frutas y verduras y no te olvides de beber al menos 2 litros de agua al día.

5. No fumes

El tabaco, junto a la mala higiene, es otra causa principal de gingivitis. Fumar contribuye en gran medida a la irritación e inflamación de las encías.

Además impide que se forme la cantidad adecuada de saliva y por eso aumentan las probabilidades de acumulación de placa bacteriana.  

 

Estos son los 5 consejos básicos a seguir si quieres prevenir la gingivitis. Anticípate y ponle remedio, no dejes que las encías te sangren.

Ya sabes, encías sanas, dientes sanos. ¿Hay alguno de estos consejos que no conocías?

Si te ha gustado, compártelo:

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0