Piernas hinchadas durante el embarazo ¿qué puedo hacer?

 Inicio / Consejos y Videoconsejos / Embarazo y Lactancia / Piernas hinchadas durante el embarazo ¿qué puedo hacer?

Piernas hinchadas durante el embarazo ¿qué puedo hacer?

Es verdad que la alegría que envuelve la maternidad compensa las molestias típicas del embarazo pero, a ver ¿por qué engañarnos? ¡Las molestias… molestan!

Cada mujer vive el embarazo de forma diferente. Unas no soportamos la acidez, otras llevamos fatal el tema de las náuseas y en cambio para otras, el hecho de tener las piernas hinchadas, nos supone un grandioso problema.

Ya hay suficiente con tener que comprar pantalones y jerséis premamá como para encima no poder ni utilizar los zapatos que te gustan porque tienes los pies como dos globos.

                                 piernas hinchadas embarazo

¿Por qué se hinchan las piernas durante el embarazo? 

Poco podremos evitar la hinchazón si nos sabemos cuál es la causa. Saber qué lo provoca nos ayudará a saber qué podremos hacer.

Básicamente las causas fundamentales son dos: las hormonas y el aumento del tamaño del útero.

Las hormonas

La progesterona disminuye el tono muscular y a la vez hace que las venas se dilaten por lo que a la sangre le cuesta más subir por las piernas en contra de la gravedad y se acumula.

Además algunas hormonas te hacen retener más líquidos durante el embarazo y hacen que se acumulen en el cuerpo.

El tamaño del útero

Los últimos meses de embarazo el aumento del tamaño del útero es más que considerable. El problema es que comprime los vasos sanguíneos por los que circula la sangre y hace que el líquido se acumule hinchando pies y piernas. 

A parte de estas dos principales causas, el hecho de pasarte muchas horas de pie o sentada, el calor y una alimentación rica en sal van a empeorar siempre este estado.  Aquí es donde está nuestro margen de actuación.

Ah, por cierto cuando las piernas están hinchadas conviene hacer un control periódico de la tensión arterial y controlar la orina (las comadronas se encargan de esto en cada visita).

Consulta con tu médico si la hinchazón va acompañada de un fuerte dolor de cabeza y visión borrosa, para descartar una complicación del embarazo llamada preclampsia.

Qué puedes hacer para reducir las molestias

  • No estés quieta, de pie ni sentada más de una hora seguida, muévete.
  • No utilices zapatos demasiado justos, ni calcetines o medias que te aprieten. Destierra de tu vida todo lo que te oprima.
  • Los ratitos que puedas, túmbate con las piernas en alto. Hazlo también cuando duermas poniendo unos cojines debajo de los pies o levantando un poco el colchón.
  • El calor también influye, lo notarás si la parte final de tu embarazo coincide con los meses de verano. Ayúdate con duchas frías en las piernas, siempre de abajo hacia arriba.
  • Regálate un masaje, te ayudará a drenar y verás que relax. Un poco de tiempo para ti también está bien, ¿no?
  • Intenta dormir sobre tu lado izquierdo, es el mejor para reducir la compresión sobre algunos de los principales vasos sanguíneos.
  • Come muy poquita sal, muchas verduras, mucha fruta y bebe unos dos litros de agua al día.
  • Y si no hay manera, te queda la opción de utilizar medias de compresión especiales para el embarazo. Son como unas medias normales pero comprimen la piernas de abajo hacia arriba, por lo que ayudan a mejorar la circulación. La ventaja añadida es que van perfectas para evitar las varices ;) En este videoconsejo te explicamos algo más sobre todas estas precauciones que debes seguir.
 

Bueno, si estás en el primer o segundo trimestre de embarazo y no se han hinchado lo pies pensarás que esto no va contigo y que de esta te has librado.

Pero todo depende. Quizá durante el tercer trimestre te acuerdes de nosotros y tengas que volverle a echar un vistazo a este post ;)

Si te ha gustado, compártelo:

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0