Conservación de leche materna, la guía definitiva

 Inicio / Consejos y Videoconsejos / Embarazo y Lactancia / Conservación de leche materna, la guía definitiva

Conservación de leche materna, la guía definitiva

Si estás en plena lactancia materna, más de una vez habrás tenido dudas sobre la conservación de la leche materna, si no te has preguntado cuánto tiempo aguanta en la nevera, te habrás preguntado cómo calentarla o cómo congelarla y descongelarla.

Todas las farmacéuticas del equipo somos fans de la lactancia materna y sumamos muchas horas de experiencia en el tema, hasta una de nosotras, Anna, es asesora de lactancia. Así que si ya tienes en tus manos un buen sacaleches y te has estudiado nuestro manual para la extracción de leche materna, ahora toca aprenderlo todo sobre almacenamiento y conservación de la leche materna.

¡Vamos allá! Saca el máximo partido a la lactancia materna y no desperdicies ni una gota de este preciado tesoro.

almacenar leche materna

Lo ideal es tomar la leche extraída lo antes posible, cuanto menos tiempo pase entre la extracción y el momento de la toma mejor. Pero tranquila, esto solo es lo ideal, la leche materna una vez extraída se puede conservar con la mayoría de sus propiedades intactas durante meses, si lo haces correctamente.

¿Cuánto aguanta la leche materna a temperatura ambiente?

Aunque no es lo más recomendable, si mantienes la leche materna en un recipiente cerrado, lejos de fuentes de calor y por debajo de 25°C, aguantará un máximo de 6-8 horas a temperatura ambiente, siempre que sea recién extraída.

Cuando la leche ha sido previamente congelada:

  • Si la has descongelado en la nevera y NO la has calentado ni usado, puede aguantar unas 3-4h (a menos de 25ºC)
  • Si se ha descongelado fuera de la nevera o en agua caliente, no se puede guardar.

Esto quizá te duela, pero la leche que sobra de la toma tampoco se puede guardar (regla número uno de la conservación de la leche materna).

¿Cuánto tiempo puede guardarse la leche materna en la nevera?

Si te has sacado leche y no tienes que dársela inmediatamente al bebé o tienes que dársela al poco rato pero hace mucho calor, tendrás que guardarla en el frigorífico para su correcta conservación.

¿Cuánto tiempo aguanta? Pues un máximo de 3 días.

Importante:

  • No la guardes en la puerta de la nevera, es una zona del frigorífico dónde la temperatura puede oscilar y variar un poco más. Mejor en el interior.
  • Guárdala en un recipiente cerrado. Te servirá la botella-biberón que va con el extractor, los recipientes herméticos especiales para la conservación de leche materna o incluso las bolsas especiales para congelación ya que también tienen cierre hermético.
  • Verás que al cabo de unas horas la leche tiene como dos capas, eso es porque se “separa” la parte acuosa de la grasa. No hay ningún problema, si has hecho lo correcto la leche estará en perfecto estado, solo tendrás que mezclarla y listo.

Cómo congelar leche materna

Si lo que quieres es hacerte con tu propia reserva de leche y guardarla para más adelante (por ejemplo para cuando empieces a trabajar) entonces tendrás que tirar de congelador.

Lo primero que tienes que hacer es bajar a la farmacia a por las bolsas especiales para la congelación de leche materna. Son muy prácticas porque además de cerrar herméticamente se adaptan al extractor, sin necesidad de utilizar biberones o botellas de más.

bolsas para congelar leche

Si te resulta más práctico también puedes utilizar tarritos especiales para almacenar leche, también los encontrarás en tu farmacia. 

tarritos leche avent

Importante:

  • Se recomienda congelar la leche inmediatamente después de la extracción.
  • Si tienes leche en la nevera, recuerda que tienes hasta 3 días para congelarla. Ni uno más.
  • Recuerda que la leche materna una vez descongelada no se puede volver a congelar. Así que congélala en volúmenes pequeños, 50ml o como mucho 100ml. De esta forma cuando la necesites podrás ir sacando solo la que te haga falta, sin tener que desperdiciar más de la cuenta ¡ya sabes lo que cuesta sacarse la leche, como para tener que tirarla luego!
  • Es importante que en el envase escribas la fecha de la extracción, así podrás ir gastando siempre de más antigua a más nueva.
  • Acuérdate también de apuntar la cantidad de leche que vas a congelar junto a la fecha. Una vez congelada te será difícil ver qué cantidad has envasado.

En este vídeo también te lo contamos todo:

¿Cuánto tiempo aguanta la leche congelada?

  • Si se trata de un congelador situado dentro de la nevera, unas 2 semanas.
  • En congelador tipo “combi” es decir que en el mismo frigorífico tienes dos puertas separadas, una para la nevera y la otra para el congelador, de 3 a 4 meses.
  • Y en un congelador independiente a temperaturas de -18 o -20°C , entre 6 y 12 meses.

Cómo se descongela la leche materna

Tan importante es la congelación como el proceso de descongelación de la leche, así que si quieres hacerlo bien no tienes más que seguir estos pasos:

1.Puedes descongelarla en la nevera, donde podrás guardarla máximo durante 24 horas.

2.Otra opción es descongelarla a temperatura ambiente, poniendo el envase de leche cerrado debajo del chorro de agua caliente o bien poniéndolo dentro de un cazo o un recipiente con agua caliente (nunca en el fuego directamente). Si lo haces así podrás conservar la leche en la nevera un máximo de 4 horas.

Cositas a tener en cuenta:

  • Saca el volumen de leche que tu bebé va a tomar. Si luego necesitas más o te preocupes, la leche materna se descongela muy rápidamente.
  • Utiliza primero la leche que lleve más tiempo congelada.
  • Mezcla bien la leche después de descongelarla.
  • Puedes utilizar leche extraída en días distintos para un mismo biberón, sin problema.
  • Prohibidísimo queda volver a congelar la leche después de descongelarla. Lo que sobre, por más que duela, se debe tirar.

¿Cómo calentar la leche materna?

Ahora ya sabes cómo congelar y descongelar la leche pero… ¿cómo calentarla sin que se estropee? Para calentar la leche materna correctamente (36 o 37 grados, la temperatura de tu cuerpo, es lo ideal) puedes:

  • Poner el biberón de leche en un recipiente con agua caliente y esperar unos minutos. Recuerda que el recipiente no debe estar directamente en el fuego.
  • Utilizar un calienta biberones vigilando no pasarse con la temperatura, se suelen calentar mucho y rápido.
  • Nunca pongas la leche directamente en un cazo al fuego.
  • Tampoco te recomendamos que la calientes en el microondas, aunque podría hacerse, es muy fácil calentarla demasiado o aumentar el riesgo de quemaduras si no la mezclas bien.

 

Cómo ves la conservación de la leche materna no tiene muchas complicaciones, es bastante sencillo sigue uno a uno cada paso y si te surge alguna duda aquí estamos para resolverla.

 

También te puede interesar

 Cómo actuar ante una mastitis

 Medicamentos y lactancia

 

Si te ha gustado, compártelo:

Más en esta categoría: « Qué es la episiotomía
  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0