Cómo actuar ante una mastitis

 Inicio / Consejos y Videoconsejos / Embarazo y Lactancia / Cómo actuar ante una mastitis

Cómo actuar ante una mastitis

¿Te habían dicho que dar el pecho al bebé casi siempre es posible pero que a veces cuesta mucho? ¿Y que no todo es tan fácil como lo pintan en la tele y no siempre funciona todo tan bien?

Pues así es. Antes y después del parto pueden surgir problemas, como por ejemplo las mastitis, que sin un buen asesoramiento invitan a tirar la toalla.

Esta falta de información y apoyo que lleva a que las madres sufráis dolor o abandonéis la lactancia sin necesidad, es una muestra clara de que comadronas, médicos y farmacéuticos no lo estamos haciendo del todo bien.

Si dar el pecho es tu opción, queremos aportar nuestro granito de arena y ayudarte a hacerlo sin problemas. Hoy te hablamos sobre las mastitis, qué son y qué hay que hacer para curarlas y seguir dando el pecho al bebé con normalidad. 

                                        como curar la mastitis

                                                       © Svetlana Fedoseeva (Fotolia)

 

¿Qué es una mastitis?

Cuando el bebé no succiona bien, o no le damos el pecho a demanda o, por el motivo que sea, el pecho no acaba de vaciarse bien en cada toma, puede que se obstruya alguno de los conductos por los que sale la leche.

Si no tratamos la obstrucción, podemos favorecer la aparición de una infección. Por varias razones, algunas de las bacterias que se encuentran en la leche se reproducen en exceso y acaban causando una mastitis.

La obstrucción es la causa más habitual, pero las mastitis también pueden derivar de una herida en el pecho que facilite la entrada de bacterias hacia el interior, aunque no es tan frecuente. 

Cómo sé si tengo mastitis o sólo una obstrucción

Si tienes una obstrucción notarás que una parte del pecho se endurece (la parte donde está el conducto taponado), y al tocarlo parece como si hubiera un bulto dentro. Esta zona suele estar muy caliente, roja y acostumbra a causar molestias y dolor. En algunos casos puede dar unas décimas de fiebre.

Pero, cuando a estos mismos síntomas se les suma un dolor más intenso, una gran debilidad y decaimiento y fiebre superior a 38 o 38,5°C, el problema ya es la mastitis.

En este videoconsejo te lo explicamos con detalle

Tratamiento

Una mastitis es una infección y como tal hay que tratarla con antibióticos. Hay que evitar que esta infección empeore y por eso es básico ir al médico para que te recete el tratamiento más adecuado en tu caso. Tómalo tal y como te diga tu médico, para evitar las recaídas.

También puedes tomar paracetamol o ibuprofeno para calmar el dolor y el malestar.

Algo que se ha descubierto que funciona muy bien para tratar y prevenir las mastitis es tomar probióticos.

En tu farmacia, puedes encontrar probióticos específicos para estos casos. Ayudan a regenerar la flora bacteriana habitual y se elimina más fácilmente la infección.

Todos los fármacos y probióticos que se recetan para tratar las mastitis son perfectamente compatibles con la lactancia. Pero si tienes alguna duda puedes contactar con nosotros o visitar la web e-lactancia.  

Nunca dejes de dar el pecho durante una mastitis

Que el bebé siga mamando durante la mastitis es de gran ayuda para drenar la obstrucción. No dejes que la leche se acumule en el pecho porque empeorarán los síntomas. Algo muy útil es colocar al bebé de forma que su barbilla quede encima de la zona taponada porque así el vaciado es más efectivo.

A veces algún bebé puede rechazar la leche si varía su sabor por la infección. En estos casos utiliza un sacaleches o extractor para vaciar la leche y alimenta al bebé con el pecho sano.

Algo que va muy bien también para descongestionar es aplicar calor antes de la toma con una esterilla o una bolsa de gel calor y hacerte masajes en el pecho desde el exterior hacia el pezón.

 

 

Esperamos haberte ayudado un poco para que esta etapa de lactancia sea un poco mejor para ti y para tu bebé.

Si tienes alguna duda consúltanos y te apoyaremos en lo que necesites.

Si te ha gustado, compártelo:

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0