Frutas y verduras, cuatro sencillos pasos para aumentar su consumo

 Inicio / Consejos y Videoconsejos / Dieta y Nutrición / Frutas y verduras, cuatro sencillos pasos para aumentar su consumo

Frutas y verduras, cuatro sencillos pasos para aumentar su consumo

Muchas de las consultas que resolvemos, tanto en la farmacia como a través de la web, son de aspectos relacionados con la nutrición. Esta claro que comer de forma saludable está de moda.

Si seguir una dieta sana y equilibrada es uno de los buenos propósitos de tu agenda no te puedes perder los #Nutriconsejos que publicamos todos los jueves. No creemos en las dietas milagro, pero sabemos que una buena alimentación puede hacer milagros ;)

Ya sabes que los pequeños cambios son poderosos, empieza a modificar tu dieta poco a poco, lento pero seguro, si lo haces de golpe puede que el cambio resulte demasiado estresante, te agobies y continúes comiendo lo de siempre.

Y recuerda que sin plan no hay éxito, es necesario que sigas estos prácticos consejos para planificar tu dieta.

A lo que íbamos, en el #Nutriconsejo de hoy te damos cuatro trucos para que incorpores, casi sin enterarte, más fruta y verdura en tu dieta. 

¡Vivan los platos de colores!

Y no nos referimos al color de la porcelana precisamente, llena tus platos de color con verduras y hortalizas son una fuente importante de vitaminas, minerales y antioxidantes, cuanta más variedad de colores tengan tus platos, más variedad de este tipo de compuestos ingerirás.

Debes intentar que la porción vegetales sea al menos un cuarto o la mitad de tus platos.

No te quedes en lo de siempre, ¡imaginación al poder!  Como parte principal o como acompañamiento puedes escoger entre apios, calabacines, berenjenas, pimientos, espinacas, lechuga, escarola, endivias, puerros, coles, brócoli, zanahorias, pepinos, coliflor, remolachas, perejil, judías,… Y no sólo puedes comerlas hervidas, también a la plancha, crudas, escaldadas, al horno, con arroz, pasta, en tortilla o encima de una pizza, ¿por qué no?

    congelar verduras                                       

Pon una licuadora o batidora en tu vida           

Una manera muy fácil de aumentar la cantidad de frutas y verduras de tu dieta es a través de zumos y batidos, no solo en verano, puedes prepararlo durante todo el año.

En los zumos se mantienen los nutrientes pero se elimina la fibra. En cambio en los batidos la fibra se conserva en cambio al añadirles agua suelen ser contener una menor concentración de vitaminas y minerales.

Para entendernos, en un zumo de 2 naranjas exprimidas encontraremos prácticamente toda la vitamina C de las dos piezas de fruta, pero gran parte de su fibra quedará en el exprimidor. Cuando hacemos zumos con la batidora necesitamos añadirles agua para poder beberlos y con tres o cuatro piezas de fruta nos salen varias vasos de batido con lo que las vitaminas de las diferentes frutas se reparten en varias raciones.

Lo mejor es combinarlos, en la variedad está el gusto.  Son preparados altamente hidratantes, ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes, además los batidos son platos muy saciantes. Estos preparados no solo alimentan y son combinaciones muy energéticas, sino que ayudan a eliminar toxinas y a combatir la retención de líquidos.  Súmate a la moda de las dietas detox, encontrarás multitud de recetas para preparar zumos y batidos o hacerlos a tu gusto combinando frutas y hortalizas.                                         

receta batido detox

Cocinando que es gerundio

Para seguir una dieta sana y equilibrada es imprescindible reducir el consumo de alimentos procesados y ponerse a cocinar, además las recetas sencillas suelen ser las más sanas.

Una forma de aumentar el consumo de verduras es mediante las sopas y purés. Son muy fáciles y rápidas de preparar. Puedes hacer también múltiples combinaciones con sabores y texturas diferentes. Frías en verano y calientes en invierno, son primeros platos y cenas ideales.

¡A la rica legumbre!

Puedes incluir en tu menú semanal hasta 3 o 4 raciones de legumbres. Son una buena fuente de proteínas de calidad. Los hidratos de carbono que contienen son de lenta digestión y nos mantienen saciados durante más tiempo. Son bajas en calorías y una excelente fuente de fibra. ¿Qué más se puede pedir?

Cocínalas siempre con verduras, en invierno en forma de guiso y en verano como ensalada.

 

¿Has tomado nota de todo lo que necesitas para empezar a comer y vivir mejor? ¿Te animas a cambiar un poco tu lista de la compra la próxima vez?  Cuéntanos qué haces para cuidarte ;)

Si te ha gustado, compártelo:

  • Invitado

    ;)yo tengo reflujo como tres años he hecho de todo solo las frutas algunas me hacen bien, pero las verduras me causan acidez y no puedo con mi reflujo mi estómago produce mucha acifez,no sé que comer todo me hace daño.saludos y gracias por ayudar.

    Responder
  • En este caso debes consultar con tu médico para determinar la causa de la acidez y a partir de ahí te pautará el tratamiento adecuado en tu caso.

    Responder

Deja tus comentarios

0