Cómo evitar las manos secas en invierno

 Inicio / Consejos y Videoconsejos / Belleza y Cuidado corporal / Cómo evitar las manos secas en invierno

Cómo evitar las manos secas en invierno

Evitar tener las manos secas y agrietadas en invierno es posible, es más, no te llevará más de unos pocos minutos al día.

El frío y la dureza del invierno se refleja en la piel y si no cuidas de tus manos ya te puedes ir olvidando de lucirlas suaves e hidratadas.

Toma nota, las bajas temperaturas, el aire frío, los cambios bruscos de temperatura y lavarte las manos a menudo con cualquier jabón serán tus peores enemigos a la hora de proteger tus manos.

Tus manos hablan por ti y el tiempo también les pasa factura, las arrugas y las manchas pueden aparecer antes de lo que crees sobre tus manos si no les prestas atención, sigue leyendo, te contamos todo lo que necesitas saber para que prestes a tus manos el cuidado que se merecen.                                           

crema de manos

 

Cómo reparar la piel de las manos

En invierno más que nunca es cuando la piel de las manos sufre verdaderas torturas. Te expones al viento y las bajas temperaturas y acto seguido estás dentro de un espacio cerrado, con el calor y el ambiente seco de la calefacción.  

En consecuencia, la piel se deshidrata, pierde elasticidad y se irrita con más facilidad. Se vuelve áspera, se descama y se agrieta

Para devolver a las manos su aspecto suave e hidratado, tienes varias opciones:

Cremas hidratantes

No es ningún secreto, seguro que ya te imaginabas que te diríamos que tienes que utilizar una buena crema hidratante cada día.

En invierno no te sirve un producto cualquiera, y más si el daño ya está hecho. NO utilices una crema hidratante corporal, necesitas una especialmente pensada para las manos.

Las cremas de manos son capaces de hidratar, reparar y calmar la piel, además cubren la piel, es decir forman una fina capa que protege la piel de las manos frente a las inclemencias del tiempo. Así que no hay que salir a la calle sin antes ponerte crema en las manos.

Puedes encontrar cremas más o menos ligeras y escoger la que más te apetezca en función de tus gustos y necesidades, pero recuerda, debes aplicarla varias veces durante el día o por lo menos siempre después de lavarte las manos y antes de acostarte.

Los envases son pequeños para llevarlos encima, dentro del bolso, para tenerlas a mano en cualquier momento. 

Guantes hidratantes

Si tus manos ya están realmente afectadas, agrietadas y cortadas, tu solución pasa por utilizar guantes, pero no solo cuando salgas a la calle sino antes de irte a la cama, sí, has leído bien, para potenciar el efecto de la crema, después de aplicártela, ponte unos guantes de algodón.

Si no quieres complicarte tanto, tienes otra opción mucho más eficaz, los guantes hidratantes.

Son guantes especiales que en el interior contienen sustancias que hidratan y protegen. La piel quedará en contacto con el guante durante 30 minutos (o el tiempo que se indique según el fabricante). Es un tratamiento intensivo complementario al uso de cremas, pero con el  que se consigue un mayor efecto reparador.

En las farmacias encontrarás guantes desechables y guantes reutilizables, según lo prefieras.

Los básicos para el cuidado de tus manos

Si no quieres que tus manos delaten tu edad, sigue a diario estos consejos

-Mantén tus manos hidratadas, adelántate al frío invierno y no dejes que se deterioren.

-Protegélas del sol, aplica protección solar sobre tus manos igual que lo haces sobre el rostro. A diario, verano e invierno.

-Ponte guantes cuando tengas que manipular sustancias agresivas, detergentes o productos químicos. De esta forma mantendrás intacta la capa protectora de la piel, que nos cuida de agresiones externas.

-Si necesitas lavarte las manos muy a menudo, te recomendamos que lo hagas con un jabón no agresivo y con agua tibia, el agua caliente contribuye a resecar más la piel. Y recuerda ponerte crema después de lavarte.

 

¿Haces algo más para cuidar tus manos? ¿Te animas a compartir tus secretos?

Si te ha gustado, compártelo:

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0