¡Estoy cansada de estar a dieta!

¡Estoy cansada de estar a dieta!

Rosa es una vecina del barrio donde se encuentra nuestra farmacia, tiene 37 años y recientemente ha sido mamá por segunda vez, ya sabéis que cuando hay bebés en casa acudes a la farmacia con frecuencia. En una de esas visitas, Rosa nos confesó que tenía la sensación de llevar toda la vida a régimen y aún así seguía sin alcanzar su peso ideal, “estoy cansada de estar a dieta”.

Marta, una de las farmacéuticas de nuestro equipo que también es Dietista-Nutricionista se sentó unos minutos con ella, papel y lápiz en mano, anotando toda la información que Rosa le iba dando.

Nuestra protagonista había seguido varias dietas a lo largo de los últimos años, incluso alguna de las llamadas “dietas milagro”. Nos contó que en una ocasión llegó a perder 12 kilos, pero que posteriormente con los embarazos había ganado mucho peso. 

Actualmente Rosa no sigue al pie de la letra ninguna dieta, pero asegura que su menú semanal está repleto de verduras, ensaladas y pollo o pescado a la plancha. 

Sin embargo, hablando con ella descubrimos pequeños malos hábitos que creemos que merece la pena compartir. Empezamos con cuatro de las preguntas que le hicimos a Rosa, su respuesta y nuestro consejo. 

¿Qué sueles desayunar?

“Cada día lo mismo, bueno menos los fines de semana, una tostada de pan de molde integral y un café con leche y sacarina. La verdad es que llego al mediodía con un hambre atroz, pero ya me he acostumbrado”

Acostumbrada o no, lo cierto es que Rosa no solía comer nada a media mañana y el hambre que sentía a la hora de la comida le hacía comer en exceso.

Nuestro consejo:

Le dimos unas cuantas ideas para variar su desayuno y le aconsejamos un tentempié a media mañana

¿Y para beber?

“Uffff, tengo que reconocer que beber me cuesta, me tengo que obligar y con el correr del día a día, a veces se me olvida. Tomo refrescos pero light y algunas veces una tónica

Rosa no era consciente de los riesgos que los refrescos pueden suponer para la salud, incluso los light. Ni de la cantidad de azúcar que contiene la tónica.

Nuestro consejo:

Deja los refrescos para consumo ocasional y si te apetece una tónica, tómala, de vez en cuando, también en versión light. Alíate con la botella de agua, no te separes de ella. Beber de 2 a 3 litros de agua al día también te irá bien para mejorar tu problema con el estreñimiento.   

¿En qué consisten tus cenas?

“¿Mis cenas? Si apenas ceno, entre que acuesto a los peques y recojo la casa, cualquier cosa. Por la noche mi objetivo principal es llegar al sofá. Cuando los niños se duermen pronto, me hago una ensalada, pero la mayoría de los días tomo cereales de esos de régimen con leche desnatada

Nuestro consejo:

Tu cena debe ser variada e incluir diferentes tipos de alimentos, si planificas tu menú semanal, ahorrarás tiempo y verás como te organizas mejor, incluso puedes preparar cena saludable para toda la familia y cenar con los niños.

Debes tener en cuenta que los cereales que tomas con leche desnatada, suelen contener bastante azúcar, si quieres perder peso no es aconsejable que los incluyas de forma habitual en tus cenas, recuerda que el azúcar que no quemamos se va acumulando en forma de grasa.

Cuéntanos ¿qué comes los fines de semana?

“Hombre, después de pasarme toda la vida a dieta, los fines de semana son libres, además solemos salir algún día a comer o cenar fuera, algún capricho me tengo que dar, no?”

Rosa nos contó, que el fin de semana come de todo, y lo “compensa” los domingos por la noche, que no suele cenar o come cereales con leche.

Nuestro consejo:

¿Te has parado a contar? El año tiene 52 semanas y el fin de semana 2 días, si hacemos números verás que 104 días del año caen en fin de semana, estás más de tres meses “pasándote”, comiendo de todo.

La mayoría de personas, incluso las que se cuidan, no prestan atención a su alimentación los fines de semana y visto así, merece la pena pararnos a pensar qué vamos a llevarnos a la boca los sábados y domingos.

El fin de semana puedes pasarte, por qué no, pero sólo en una de las comidas. Si sabes que vas a cenar una pizza, toma una comida ligera. O si quieres darte un homenaje a la hora del postre, pide una ensalada de primero. Todo en su justa medida, los fines de semana también.

  

 

A día de hoy, Rosa sigue una dieta planificada y adaptada a sus necesidades y ha conseguido perder peso, pero lo más importante, como ella bien dice, es que ha aprendido a comer.

 

Querer es poder, si tu también estás dispuesto a seguir una dieta sana y equilibrada, planificar tus menús y llenar tu vida de hábitos saludables sigue nuestros #Nutriconsejos y ya sabes que si tienes cualquier duda solo tienes que consultarnos o dejar un cometario.

 

Si te ha gustado, compártelo:

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0