Otitis, piscinas y niños ¿qué hacer para evitar el dolor de oídos?

Home / Consejos y Videoconsejos / Vida Sana / Otitis, piscinas y niños ¿qué hacer para evitar el dolor de oídos?

Otitis, piscinas y niños ¿qué hacer para evitar el dolor de oídos?

Otitis. Si tienes niños, puede que tengas los dedos cruzados para no tener que pronunciar esta palabra ahora que empieza la época de playa y piscina.

Esta típica y veraniega infección de oído, también conocida como otitis externa o otitis del nadador. Suele ser bastante molesta y si has sufrido alguna vez dolor de oído, entenderás porqué ni el más valiente de los niños se resiste a quejarse.

¿Te preguntas por qué es más habitual sufrirla en verano? ¿Cuáles son los síntomas de la otitis, como hacer correctamente el tratamiento o si se puede prevenir? Sigue leyendo, resolvemos todas tus dudas sobre las otitis en niños.

¿No tienes tiempo para leer el post? En el siguiente vídeo te ofrecemos un excelente resumen ;)

Vídeo: Otitis en niños

 

¿Por qué mi hijo tiene otitis en verano?

infecciones de oído piscinaLas infecciones del oído más habituales en verano, son las otitis externas, es decir aquellas que afectan al oído externo, formado por:

  • pabellón auditivo (más conocido como oreja) y
  • conducto auditivo externo (el conducto de unos 3 centímetros que se encarga de conducir el sonido que capta el pabellón auricular hasta el tímpano)

Durante el verano, entre el calor y los baños prolongados en el mar o la piscina, la piel que cubre el oído se altera, sufre cambios en el grado de acidez y el manto graso que la recubre tiende a desaparecer, en otras palabras: mejoran las condiciones para que las bacterias campen a sus anchas y proliferen causando la infección en el oído, ya sea en niños o adultos.

Cómo reconocer una infección en el oído. Síntomas.

Los síntomas que pueden hacerte sospechar que tu hijo sufre una otitis son:

  • Picor y enrojecimiento. En general el picor es el primer síntoma que suele aparecer. Toma nota, cuando un niño se introduce frecuentemente el dedo en la oreja para rascársela puede ser la primera señal de que una otitis se avecina.
  • Dolor. Puede ser moderado, aunque si has sufrido dolor de oído alguna vez ya sabrás que puede resultar insoportable. En general empeora cuando tocas o presionas la oreja del niño y también suelen quejarse al bostezar o al comer.
  • También puede darse supuración, es decir que salga de la oreja más cera de lo normal o una sustancia parecida, en casos graves puede ser de un tono verdoso y muy maloliente.
  • Sensación de taponamiento o de pérdida de audición leve

Tratamiento para la otitis externa

gotas otícasLo primero que hay que hacer si un niño se queja de dolor de oído es acudir al pediatra para que averigüe exactamente de qué se trata y le prescriba al niño el tratamiento más eficaz.

En general, la otitis externa se trata con gotas óticas (gotas para aplicar en el oído) que contienen antibióticos como el ciprofloxacino. Si la inflamación del oído externo es importante suele ser necesario el uso de gotas que además de antibióticos contienen fármacos corticoidesEn ocasiones cuando la cosa se complica o la infección no remite con gotas hay que administrar antibióticos por vía oral.

Cuando el dolor que acompaña a la infección es fuerte, pueden usarse medicamentos analgésicos o antiinflamatorios como el Dalsy o el Apiretal.

¡Importante!

-No administres en ningún caso gotas a tu hijo sin acudir al médico, recuerda que no todos los antibióticos son adecuados para tratar una determinada infección, además en caso de perforación o riesgo de perforación del tímpano las gotas pueden no ser el tratamiento más adecuado.

-Se recomienda que mientras dure el tratamiento con gotas es mejor no bañarse en la piscina o la playa.

-Y por último, recuerda que debes hacer el tratamiento con antibióticos hasta el final, tal y como te haya dicho el médico. Aunque tu hijo mejore en uno o dos días, la infección continúa estando ahí y si dejas de ponerle las gotas antes de tiempo, puede recaer en la otitis y pueden generarse resistencias a los antibióticos. En el siguiente enlace te recordamos los 6 errores que no debes cometer cuando usas antibióticos.

Cómo aplicar las gotas en el oído

Ya que el tratamiento más habitual es en forma de gotas, puedes aplicarlas de la siguiente manera:

1-Lávate las manos

2-Calienta el frasco de las gotas entre las manos, para evitar aplicar el líquido demasiado frío en el oído, ya que podría producir molestias e incluso mareos.

3-Tumba al niño de lado con el oído afectado hacia arriba.

4-Aplica dentro del oído las gotas que te haya indicado el médico. Evita tocar el gotero con los dedos y evita también que toque directamente el oído, para evitar que se contamine.

5-Intenta que aguante en esta posición, estirado, al menos durante dos o tres minutos, si son cinco mejor. Mover la cabeza con rapidez o inclinarla hacia el lado contrario, puede hacer que se pierda parte del tratamiento.

6-Puedes presionar el pequeño cartílago de la parte frontal de la oreja (siempre que no le duela) para que las gotas se dirijan hacia el interior del oído o tirar de la oreja hacia arriba.

A no ser que el médico te haya dicho lo contrario, únicamente debes administrar las gotas en el oído afectado.

No guardes el frasco una vez acabado el tratamiento, en general las gotas caducan a los 30 días de estar abiertas. Llévalo a tu farmacia y deposítalo en el Punto Sigre para su correcta eliminación.

Cómo prevenir las otitis en verano

No siempre es posible prevenir la aparición de infecciones en el oído, no obstante puedes hacer mucho para intentarlo:

  • Seca bien los oídos después de los baños, hazlo con ayuda de una toalla y el dedo, no seques más allá de donde el dedo no llega.
  • No utilices bastoncillos de algodón para la higiene diaria, además del riesgo de perforación del tímpano, existe la posibilidad de generar una pequeña lesión que favorecería la aparición de otitis.
  • Por la misma razón se debe evitar que los niños se rasquen las orejas con frecuencia.
  • Recuerda que la cera o cerumen nos protege de las infecciones, se pueden retirar sin problema los restos que quedan en la oreja, sin embargo no te obsesiones con la cera del conducto auditivo, allí es donde hace su función protectora.
  • El exceso de sudoración, el estrés y los ambientes polvorientos también podrían favorecer este tipo de infecciones en el oído.
  • En caso que sufras otitis con frecuencia algunos médicos pueden aconsejar la utilización de tapones u otros sistemas para evitar la entrada de agua en el oído durante los baños o la aplicación de unas gotas de alcohol boricado o ácido acético después de cada baño.

Si te ha quedado alguna duda o necesitas más información sobre las otitis en niños, solo tienes que dejar un comentario y te responderemos en la mayor brevedad posible.

 

También te puede interesar

crema solar niños Cuál es la mejor crema solar para pieles sensibles y atópicas

Dan fiebre las otitis Por qué no debes combinar Dalsy y Apiretal cuando un niño tiene fiebre

 

Si te ha gustado, compártelo:

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0