Qué es la bronquiolitis

 Inicio / Consejos y Videoconsejos / Salud infantil / Qué es la bronquiolitis

Qué es la bronquiolitis

La bronquiolitis es una enfermedad que afecta sobre todo a bebés menores de 6 meses, aunque puede afectar a niños más mayores. Se trata de una infección respiratoria que preocupa a muchos padres, por este motivo queremos hablarte de ella, la bronquiolitis es una afección en la mayoría de los casos leve y que remite por sí sola.

Todo empieza con los síntomas típicos de un resfriado, sin embargo la cosa no queda ahí y va en aumento. Avanza con la aparición de síntomas como la tos y la dificultad para respirar, que se percibe cuando el bebé respira rápido o de forma agitada.

Ya que empezamos con los primeros fríos de la temporada todo hace pensar que las bronquiolitis están a la vuelta de la esquina y nunca está de más hacer lo que se pueda para prevenir su aparición.

tos niños

Qué es la bronquiolitis y cuáles son sus síntomas

La bronquiolitis no es más que una infección respiratoria que provoca que se inflamen y se obstruyan las vías respiratorias más pequeñas, los bronquiolos.

Es infección causada por virus, por ejemplo por el el virus sincicial respiratorio o VSR aunque pueden causar bronquiolitis otros tipos de virus.

Al principio la bronquiolitis puede confundirse con un simple resfriado, ya que los síntomas iniciales son parecidos, mucosidad, tos y a veces fiebre.

Sin embargo cuando la infección prospera, los bronquiolos (que vendrían a ser las más finas de las tuberías que distribuyen el aire dentro de los pulmones) se inflaman y se llenan de mucosidad. Lo que puede ocasionar dificultad de respiración al bebé y que empiece a respirar más rápido o de forma agitada. En ocasiones la respiración puede ir acompañada de ruidos o pitos.

Los bebés que tienen bronquiolitis suelen perder el apetito, en parte por la fatiga que les supone succionar la leche. 

Cómo se trata este tipo de infección respiratoria

Lo más importante, debes acudir al pediatra si observas que tu bebé:

- Tiene dificultad para respirar, respira más rápido, de forma agitada o se le hincha el abdomen al respirar y marca las costillas.

-Lo encuentras muy apagado, sin apetito, o notas cualquier otra señal de alarma que te preocupe.

Nunca intentes tratar los síntomas por tu cuenta ya que la automedicación puede enmascarar los síntomas o empeorarlos.

Ya que la infección generalmente la causa un virus no sirve de nada tomar antibióticos. La bronquiolitis suele ser una infección autolimitada, que se soluciona en casa en pocos días. 

Es recomendable dar el pecho o el biberón a demanda, ya que es probable que el pequeño se canse de comer y debamos ofrecerle leche más a menudo.

También podemos hacer que el niño duerma un poco incorporado para que respire mejor.

Limpiar su nariz con suero fisiológico o agua de mar estéril y succionar la mucosidad con un aspirador nasal puede ayudar al niño a respirar más cómodamente. 

Puede administrarse algún antitérmico como el Apiretal si el niño tiene fiebre a la dosis recomendada por el pediatra.

En cuanto a los humidificadores no se ha demostrado que sean efectivos para tratar las bronquiolitis, así que en un principio no se recomiendan.

Anteriormente se prescribían broncodilatadores como el Ventolín o Salbutamol por defecto, pero los estudios clínicos que se han realizado muestran que no son adecuados en todos los casos, y solo deben utilizarse cuando el médico lo considere y el paciente responda a ellos. En cualquier caso no los utilices por tu cuenta, debe ser el médico quien lo valore.

En caso de necesitarlos te será útil nuestro videoconsejo donde te explicamos cómo utilizar la cámara de Inhalación Prochamber , no te lo pierdas, verás la más especial de nuestras colaboradoras ;)

En las bronquiolitis agudas puede ser necesario ingresar unos días al bebé para un mayor control, administrar suero salino nebulizado y evitar a toda costa la falta de oxígeno administrando oxígeno si es necesario.

¿Se puede prevenir la bronquiolitis?

La prevención de este tipo de infecciones respiratorias no es tarea fácil, más bien es misión imposible, pero debes hacer todo lo que esté en tus manos para evitarlas, sobre todo si tu bebé es prematuro o tiene alguna enfermedad que pueda afectar a su corazón o sistema respiratorio.

Así que, toma nota de las siguientes operaciones:

-Evita el contacto del bebé con cualquier persona que tenga síntomas de resfriado, catarro o gripe. Operación complicada cuando hay hermanos mayores en casa.

-Operación manos limpias, toda persona que entre en contacto con el bebé debe limpiarse las manos con frecuencia. Tener algún bote en casa de gel desinfectante para manos tampoco es mala idea.

-Súmate a la liga antitabaco y no dejes que tu bebé respire humo de ningún cigarrillo, puro o pipa.

Como decíamos las bronquiolitis suelen ser leves y autolimitadas. Otras veces hace falta el ingreso hospitalario para evitar riesgos mayores pero verás que en pocos días tu niño se recupera y vuelve a estar más sano que un roble

¿Ha tenido tu bebé bronquiolitis? ¿Compartirías tu experiencia con otras mamás?

 

También te puede interesar

temperatura bebéCómo tomar la temperatura a un bebé

 

fiebre bebésQué hacer cuando un niño tiene fiebre

 

esterilizar biberonCómo esterilizar biberones y hasta cuándo

 

Si te ha gustado, compártelo:

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0