Protector solar en niños, cómo, cuándo y dónde aplicarlo

Protector solar en niños, cómo, cuándo y dónde aplicarlo

Cuando se trata de proteger a tus hijos del sol no solo es importante usar crema solar infantil o escoger el factor solar adecuado. Para evitar las quemaduras del sol es básico saber cómo y cuándo tienes que aplicar el protector solar a los niños.

La piel de los niños es extremadamente sensible, muy delicada y además tiene memoria. Esto hace que todas las quemaduras que ocurren durante la infancia aumenten el riesgo de padecer cáncer de piel cuando el niño se convierte en adulto.

Como sabemos que te preocupa la salud de tus pequeños en este vídeo te damos algunos consejos para aplicar correctamente la crema solar a niños y bebés para que salgas de dudas.

Cuándo aplicar la crema solar

¿No sabes qué protección solar usar? Para empezar la piel de tus hijos se merece que utilices un producto específicamente formulado para  niños y siempre siempre de índice 50 o superior.

Dicho esto,  ten en cuenta o siguiente:

-Aplícalo siempre sobre la piel limpia y seca. Es cierto que recientemente existen algunos sprays solares pensados para aplicarlos si la piel del niño está mojada pero siempre que puedas hazlo sobre la piel seca.

-No se puede salir de cada sin haber aplicado el protector. Aplícalo 30 minutos antes de salir, porque la crema necesita este tiempo para absorberse y ser 100% eficaz. Si esperas a estar en la piscina o a llegar a la playa estarás exponiendo al niño al sol sin protección. Y además el sudor o los restos de arena harán más difícil que se absorba correctamente.

-Algo básico es repetir la aplicación cada 2 horas ya que pasado este tiempo el fotoprotector pierde parte de su efecto. También hay que hacerlo después de baños prolongados o después de frotar la piel con la toalla.

Y recuerda que la protección solar no es solo para la playa, también debes aplicarla cuando los niños salen al parque a jugar o van a la piscina, el sol daña la piel a diario.

Cómo aplicarla

Igual de importante que el cuándo es el cómo aplicarlo. Cuando de protección solar se trata no puedes escatimar. Hay que ser generoso, si aplicas menos cantidad de la necesaria es como si estuvieras utilizando protección de índice menor.

Piensa un momento: Si el niño se expone al sol con frecuencia y el envase de crema te dura un verano y aún te sobra para el siguiente es que algo estás haciendo mal.

Dónde aplicar el protector solar

Aunque parezca fácil saber qué zonas del cuerpo hay que proteger es fácil olvidarse alguna. Lo mejor es ir despacio para no dejar ni un centímetro por cubrir.

Algo que funciona bien es aplicar el fotoprotector por partes y hacer que el niño colabore, animándole a que nos diga por ejemplo que parte del cuerpo toca ahora, y al acabar repasar que esté todo el cuerpo protegido.

Por ejemplo, se puede empezar primero por el torso y la espalda, seguir por los brazos y piernas. Se puede dejar para el final la cara.

Sobre todo piensa en las manos, los empeines, la nuca y las orejas, los grandes olvidados.

Otros consejos a tener en cuenta

Como siempre te recordamos hay que evitar las horas de fuerte exposición solar, entres las 12h y las 16h es mejor que te ahorres bajar a la piscina y te quedes a la sombra.

Compra un buen gorro, gafas de sol y procura que ofrecerles agua con frecuencia para evitar la deshidratación.

 

Cuando se trata de cuidar a los más pequeños cualquier protección para evitar quemaduras del sol es poca. Usa la protección solar adecuada de la forma adecuada, es una inversión de futuro.

 

También te puede interesar:

piel atópica sol ¿Piel atópica? Elige bien tu crema solar 

quemaduras solares Cómo aliviar las quemaduras solares

Si te ha gustado, compártelo:

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0