Costra láctea en bebés, cómo eliminarla

Costra láctea en bebés, cómo eliminarla

Si tu bebé ya tiene 3 o 4 semanas de vida quizá hayas empezado a ver en su cabecita unas pequeñas escamas parecidas a la caspa. No te preocupes se trata de dermatitis seborreica o lo que comúnmente conocemos como costra láctea.

No es nada grave. Es más un problema estético que otra cosa, pero puede solucionarse de forma fácil. Sólo hay que saber qué es lo que hay que hacer para quitar la costra lactea.

Para explicártelo hemos hecho este videoconsejo con el que, en sólo 2 minutos, descubrirás cuáles son los pasos a seguir para tratar la costra láctea del bebé.

 

Qué es la costra láctea 

Son muchos los bebés que más o menos alrededor del primer mes de vida empiezan a tener pequeñas escamas de color amarillento pegaditas al cuero cabelludo.

La dermatitis seborreica o costra láctea no es ningún proceso grave, no es nada por lo que preocuparse ni tampoco es en absoluto contagiosa. 

No es más que una dolencia de la piel de tipo inflamatorio y que puede aparecer también detrás de las orejas, en los párpados, alrededor de la nariz y en la zona del pañal.

No hay por qué preocuparse pero, vamos a lo más importante, qué hay que hacer para eliminarla. 

¿Cómo eliminar la costra láctea?

Lo primero y más importante: nunca jamás trates de arrancar las escamas directamente, porque podrías arrastrar piel y pelos y causar al bebé pequeñas heridas e infecciones.

Dicho esto, tienes que hacer lo siguiente:

  • Si las costras son muy gruesas y no desaparecen, úntalas con vaselina o aceite de almendras por ejemplo más o menos media hora antes del baño. Esto servirá para reblanecerlas.
  • Después, lávale la cabeza al bebé con un champú específico para la costra láctea, aclarando siempre muy bien.
  • Al terminar péinale con mucho cuidado, utilizando un cepillo suave. Si sigues esta rutina diariamente la costra láctea irá desapareciendo.

Si lo prefieres, en lugar de aceite, puedes utilizar emulsiones pediátricas específicas para la costra láctea, que contienen sustancias calmantes, seboreguladoras e hidratantes.

Aplícalas sobre el cuero cabelludo seco una o dos veces al día, déjalas actuar unos minutos y después elimínalas con un champú neutro.

Si a pesar de todo la costra láctea persiste y además la piel está enrojecida o el niño está inquieto porque tiene picores, lo más conveniente es consultar al pediatra que valorará la conveniencia de otros tratamientos, por ejemplo las pomadaso lociones de corticoides o la vaselina salicilada.

Si tu niño tiene costra láctea, estas pequeñas escamas en la piel, no te preocupes, en pocos días siguiendo estos consejos verás como desaparecen

Y si tienes alguna otra duda contacta con nosotros y te ayudaremos ;)

 

También te puede interesar:

dalsy prospectoDosis de Dalsy, qué dice su prospecto

 

síntomas vacunasLas primeras vacunas del bebé y sus síntomas

 

 

Si te ha gustado, compártelo:

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0