Como son los piojos

Como son los piojos

Si tienes hijos o quieres tenerlos, tarde o temprano tendrás que enfrentarte a la Operación Piojo y si quieres resolverla con éxito, lo primero que tienes que saber es como son los piojos.

Cuando inspeccionas minuciosamente la cabeza de los niños y en función de lo bien que se o pasen en el cole o en el parque, te das cuenta de la cantidad de granitos de arena y minúsculas partículas que puedes encontrar en su cuero cabelludo ¿Cómo diferenciarlos a simple vista de piojos y liendres?

Es más fácil de lo que parece, a continuación te explicamos cómo son los piojos y las liendres y te damos trucos para localizarlos con facilidad en la cabeza de los más pequeños.

Qué aspecto tienen los piojos

Los piojos son parásitos que viven en el cuero cabelludo de las personas, no saltan ni vuelan, pasan de una cabeza a otra cuando estas entran en contacto y se reproducen a una velocidad de vértigo. La buena noticia es que no transmiten ninguna enfermedad.

Tienen forma alargada, son muy pequeños, miden de dos a tres milímetros y su color va variando según su evolución, de tonos amarillentos o casi transparentes, cuando salen del huevo o liendre, a tonos marrón oscuro cuando ingieren sangre a través del cuero cabelludo.

Para que te hagas una idea, en la foto tienes a uno de los invasores visto desde el microscopio. Monísimo, con sus seis patas.

                                                                          piojo foto

Aunque aquí lo veas muy clarito, a simple vista puede costar ver un piojo, sobre todo en cabellos oscuros. Si quieres pillarlos, lo mejor es ir a buscarlos directamente en la zona de la nuca o detrás de las orejas.

Qué son las liendres

Ya puedes hacerte a la idea de cómo es un piojo, sin embargo no hemos terminado. Tan o más importante es saber identificar a los huevos de los piojos o liendres, ya que entre 7 y 10 días darán lugar a piojos adultos con capacidad de reproducirse y el ciclo volverá a empezar.

No es casualidad que en la farmacia insistan en que repitas el tratamiento para los piojos al cabo de una semana, es precisamente para acabar con los piojos que saldrán de los huevos que resistan.

Las liendres pueden confundirse con caspa o suciedad, son minúsculas y de un color blanquecino, pero hay algo que les hace únicas y por lo que las podrás diferenciar: Están fuertemente adheridas al cabello, si intentas separarlas del pelo verás que te costará lo tuyo y si las tocas entre las yemas de los dedos percibirás su forma de pequeño huevo.

Las liendres vivas son las que contienen un embrión que dará lugar al piojo adulto, suelen encontrarse a menos de un centímetro del cuero cabelludo. Una vez el piojo sale del huevo, la liendre se queda vacía y cambia a un color más blanco. Continúa fuertemente enganchada al pelo y se va alejando de la raíz a medida que el cabello crece. 

Cómo saber si tiene piojos

Si tu hijo se rasca la cabeza, te ha llegado una nota del colegio informando de la presencia de piojos en su clase, o cualquier vecino o amiguito a sacado a relucir el tema de la parasitología del cuero cabelludo, no tienes excusa, debes revisar minuciosamente la cabeza del niño.

No debes esperar a que tu hijo se rasque la cabeza para empezar la busca y captura, muchos niños no se rascan hasta que la infestación está bastante avanzada.

Aunque no lo parezca, los piojos son bastante rápidos y agudos, pueden desplazarse con facilidad por el pelo, intentando esconderse, si lo cepillamos o si situamos la cabeza del niño bajo una intensa luz. Si quieres pillarlos in fraganti toma nota, estos son los pasos a seguir:

-Si todavía no la tienes, baja a la farmacia a por una lendrera. Un peine especial, como el de la imagen, con las púas muy juntas que te permitirá arrastrar piojos y liendres e identificarlos más fácilmente.                                                       

liendrera farmacia 

-El siguiente paso es ponérselo difícil a los piojos para que no se desplacen con tanta facilidad por el cabello y nada mejor que empezar la inspección con el cabello húmedo, por ejemplo después del baño.

-Desenreda el cabello del niño con un cepillo normal, para evitar hacerle daño con la liendrera.

-Sitúate en un lugar donde la luz sea abundante, coloca una toalla blanca sobre los hombros del niño y lendrera en mano, empieza la operación busca y captura.

-Separa el cabello en pequeños mechones, debes asegurarte que pasas la lendrera por toda la superficie del cabello. Puedes ayudarte de pinzas o gomas para separar el cabello ya revisado.

-Si en este momento ya avistas puntos blancos parecidos a la caspa, es posible que sean liendres.

-Debes pasar la lendrera desde la raíz del cabello hasta la punta. Recuerda que las liendres vivas se sitúan a menos de un centímetro del cuero cabelludo. Empieza por la zona de la nuca y detrás de las orejas.

-Cada vez que pases la lendrera por un mechón, comprueba a contraluz la presencia de parásitos, también puedes revisar en la toalla si ha caído algún piojo, por eso es importante que la toalla sea blanca ;)

-En caso afirmativo, es decir si localizas piojos o liendres, cada vez que pases la liendrera tendrás que lavarla con agua muy caliente o alcohol.

-Para que los bichitos se desprendan con mayor facilidad, puedes aplicar un poco de acondicionador al cabello o humedecerlo con vinagre, de esta manera si después realizas un tratamiento anti-piojos ya tendrás adelantado mucho trabajo.

Cuál es el mejor tratamiento anti-piojos

Sin duda el mejor tratamiento para acabar con los piojos es el que se hace correctamente y se acompaña del uso de la lendrera, para acabar con aquellos piojos o liendres que han podio resistir al tratamiento.

En la farmacia tenemos diferentes tipos de tratamientos anti-piojos, algunos con insecticidas, otros a base de siliconas e incluso con aceites esenciales.

Elijas el que elijas, es muy importante que sigas al pie de la letra las instrucciones del fabricante y que te asegures de que dejas impregnada la totalidad de la superficie del cabello.

Como ya te hemos contado antes, es importante repetir el tratamiento después de una semana, ya que las algunas liendres suelen resistir a los tratamientos y a la semana se convierten en piojos adultos y vuelta a empezar.

A continuación puedes ver los todos videoconsejos que tenemos publicados sobre estos malditos bichitos

Cómo evitar que mi hijo tenga piojos

  • Los piojos ni vuelan ni saltan, pasan de una cabeza a otra cuando se juntan o se ponen en contacto. Aunque en los niños esto parece misión imposible, no está demás advertirles y contarles como se transmiten este tipo de parásitos.
  • No es muy frecuente, sin embargo en ocasiones los piojos también pueden trasmitirse a través de cepillos, peines, gorros y otros artilugios para el pelo, hay que evitar compartirlos.
  • Revisar con frecuencia la cabeza de tus hijos con ayuda de una liendrera.
  • Recoger el pelo largo, no es una medida que proteja al 100% pero puede ayudar.
  • En la farmacia encontrarás lociones repelentes que también pueden ayudar a mantener a los piojos alejados de las cabecitas de los niños. Asegúrate de que son lociones repelentes, nunca uses productos para eliminar piojos por si las moscas, podría ser contraproducente.

 

Ahora que ya sabes cómo son los piojos, será más fácil mantenerlos bajo control. Cuéntanos, ¿qué es lo que mejor te funciona para acabar con estos odiosos bichillos?

   

También te puede interesar

visita niños dentista Cuándo llevar a los niños al dentista               

dalsy para niños Dosis de Dalsy   

 

Si te ha gustado, compártelo:

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0