Cómo y cuándo utilizar un gel de árnica

 Inicio / Consejos y Videoconsejos / Medicina natural / Cómo y cuándo utilizar un gel de árnica

Cómo y cuándo utilizar un gel de árnica

Por suerte tenemos una gran tradición en el uso de plantas medicinales que nos ayudan a aliviar o tratar problemas de salud leves. Un buen ejemplo son los productos a base de árnica.

¿Has oído hablar de ella? ¿Sabes para qué sirve? La planta de árnica desde hace ya muchos años se ha utilizado para aliviar los golpes o los moratones.

En este video hemos querido resumirte todas sus propiedades y además te explicamos con detalle cuándo y cómo aplicar un gel de árnica.

 

Para qué sirve un gel de Árnica

Como decíamos los productos a base de árnica pueden ayudar a aliviar el dolor muscular, las molestias provocadas por golpes o las lesiones sin herida, incluso pueden utilizarse como antiinflamatorio tópico.

Además estimulan la circulación sanguínea en la zona donde se aplican y ayudan a reducir los moratones.

Puedes encontrar pomadas, cremas, ungüentos, sticks o aceites a base de árnica. Aunque todas son válidas, los geles son unas de las más cómodas de utilizar, porque se absorben muy rápido.

Verás cómo los utilizas más de una vez si los tienes a mano en tu botiquín de primeros auxilios.  

Por ejemplo si te caes, si te das un golpe o si tienes un hematoma importante. Si haces deporte puedes utilizarlo para la fatiga muscular o también para los esguinces.

Eso por no hablar de los niños, ya se sabe que están llenos de energía y no paran de moverse, jugar o hacer trastadas. Cuando se caen es útil tener a mano un gel de árnica, puedes utilizarlo sin problema en niños a partir de 1 año. Perfecto para los golpes y los chichones que van a recibir cuando empiecen con sus primeros pasitos.

Cómo y cuándo se utiliza

Si lo utilizas para aliviar un pequeño golpe aplícalo rápido, en cuanto puedas. 

En cambio, para lesiones más severas es mejor que antes del árnica apliques frío o calor (dependiendo del tipo de lesión que tengas. Aquí puedes leer con más detalle qué es mejor en cada caso pero en general, el frío sirve para los esguinces, lesiones musculares o tendinitis y el calor para las contracturas o el lumbago).

Sigue reaplicando el producto 2 o 3 veces al día, mejor con un suave masaje.

Y tal y como te contamos en nuestro videoconsejo, evita sobre todo las zonas con heridas, las mucosas y la piel irritada.

 

No dudes en hacerte con un gel de árnica y guardarlo en tu botiquín o en tu bolso cuando vayas al parque con los niños. Verás como ayuda a calmar el dolor muscular, los golpes y los moratones.

¿Utilizas algún producto a base de árnica? ¿Conocías sus propiedades?

 

También te puede interesar:

aloe veraLas propiedades del Aloe vera ¿sabes cómo utilizarlo?

 

tea tree oil propiedadesPropiedades de Aceite del Árbol del Té o Tea Tree Oil

 

onagraLas propiedades del aceite de Onagra

Si te ha gustado, compártelo:

  • Invitado

    Me gustó mucho. Muy buena información. Gracias

    Responder
  • ;)

    Responder
  • Invitado

    me gusto mucho la informacion ya q estoy de enfermera

    Responder
  • Exelente informacion,fácil de asimilar para toda clase de personas. .Muy bien explicado.

    Mi nombre es Carlos Salinas Zepeds

    Responder

Deja tus comentarios

0