Cómo planificar una dieta sana y equilibrada

 Inicio / Consejos y Videoconsejos / Dieta y Nutrición / Cómo planificar una dieta sana y equilibrada

Cómo planificar una dieta sana y equilibrada

Seguir una dieta sana y equilibrada es muy importante para la salud, ya que puede ayudar a prevenir el sobrepeso, la obesidad, los niveles elevados de colesterol y algunas enfermedades como por ejemplo, la diabetes o la hipertensión.

Es importante comer de todo, siempre teniendo en cuenta la frecuencia y proporción en que se consumen los diferentes tipos de alimentos.

El primer paso para conseguirlo es planificar tu menú semana a semana, conseguirás comer variado y de forma equilibrada. Además te ayudará a ahorrar tiempo y dinero, ya que podrás planificar tu compra y reducir las sobras de comida.

A continuación, en este videoconsejo, te damos las pautas para hacerlo correctamente.

 

 

Desayuno

Empieza el día con un buen desayuno, después de pasar toda la noche sin comer se necesita una dosis importante de energía para afrontar todas las actividades del día.

Es importante dedicarle al menos unos diez o quince minutos y siempre que sea posible, realizar esta comida en familia para que los más pequeños adquieran el hábito de desayunar bien y de darle a esta comida la importancia que merece.

El desayuno debe incluir fruta, pan o cereales y algún lácteo. La bollería, los cereales para el desayuno azucarados y los embutidos sólo deben consumirse de forma ocasional.

Comida

Es importante que cada día incluyamos en la comida verduras y hortalizas, es recomendable consumir algunas en crudo, en forma de ensalada. 

También debe incluir cereales, mejor integrales, cómo pan o una porción de pasta, que puede sustituirse un par de veces a la semana por arroz.

Es recomendable distribuir a lo largo de la semana los distintos grupos de alimentos que contienen proteínas, de la siguiente manera:

CARNE BLANCA 3-4 veces por semana

CARNE ROJA 1 vez a la semana

PESCADO BLANCO 3-4 veces por semana

PESCADO AZUL 3-4 veces por semana

LEGUMBRES 2-4 veces por semana

HUEVOS 3-4 veces por semana

La carne blanca, incluye el pollo, el pavo y el conejo, la carne roja el vacuno, el caballo, las vísceras y la caza. La carne de cerdo y de cordero, puede estar en ambos grupos en función de la edad del animal o la parte del animal que se consume.

La carne roja es más rica en grasas saturadas que la carne blanca, se recomienda no consumirla más de dos o tres veces al mes. Es importante recordar que las salchichas, hamburguesas y muchos embutidos se elaboran a partir de carne roja.

Puedes acabar la comida con una porción de fruta.   

                            

comida sana

Cena

Puedes plantearla de forma similar a la comida, pero siempre más ligera, sin olvidar incluir a diario verduras y hortalizas.

La cena es un buen momento para consumir cremas de verduras, frías o calientes, según la estación, ensaladas, huevos o pescado. Recuerda que te sentirás mejor si terminas de cenar una hora y media antes de acostarte.

A parte de las comidas principales, debes hacer un tentempié a media mañana y a media tarde, que puede incluir fruta, un lácteo, alguna tostada o frutos secos, por ejemplo.

Recuerda que los métodos de cocción más saludables son la plancha, el asado y la cocción al vapor.

Y que debes evitar el consumo de alcohol, de bollería y pastelería y las bebidas azucaradas, como zumos envasados y refrescos. En este enlace puedes comprobar si tomas más azúcar del que deberías

Bebe unos dos litros de agua diarios y muévete, el ejercicio es indispensable para tener un buen estado de salud y sentirse bien.

 

 

¿Qué te parece, te hemos ayudado? ¡Si te has quedado con alguna duda, consúltanos!

Si te ha gustado, compártelo:

  • Invitado

    Seguiré los consejos,gracias

    Responder

Deja tus comentarios

0