Cuándo y cómo hacer estiramientos

Cuándo y cómo hacer estiramientos

Si quieres evitar lesiones, mejorar tu rendimiento y prepararte mentalmente para el esfuerzo que vas a hacer no hay otra opción que hacer ejercicios de calentamiento y seguir una buena tabla de estiramientos.

¿Eres de los que hace estiramientos al tuntún, sin saber muy bien qué músculos estiras ni por qué? ¿O eres de los que antes de salir a correr haces los mismo ejercicios que antes de ponerte a nadar?

Aunque te parezca una tontería, dedicamos demasiado poco esfuerzo y tiempo a los estiramientos. Pero como no queremos que dentro de nada tengas que consultar nuestro consejo sobre como tratar los esguinces o si es mejor aplicar frío o calor después de una lesión te explicaremos cuándo estirar, cómo y en qué orden debes hacerlos.

tabla de estiramientos

Para qué sirven los estiramientos

Los estiramientos se utilizan para aumentar la temperatura del músculo, aumentar su grado de extensión y ampliar la amplitud de movimiento de la articulación, de esta forma se mejora el rendimiento y sobre todo se minimizan las lesiones.

¿De qué tipo? Por ejemplo la tendinitis, las torceduras o el dolor en las articulaciones. Además contribuyen a una recuperación mejor y más rápida porque aumentan el flujo sanguíneo en el músculo.

En función del deporte que vas a practicar encontrarás una tabla de estiramientos específica, porque, de nada te sirve estirar un grupo de músculos que luego no vas a ejercitar y olvidar los que si vas a utilizar.

Cuándo y cómo hacer estiramientos

¿Cuándo tienes que estirar? Pues antes y después de hacer ejercicio.

Empieza siempre por el calentamiento y antes de ponerte en plena actividad, dedica algún minuto a hacer estiramientos.

Si no tienes experiencia o la ayuda de un profesional cerca, estira la musculatura de forma suave, lenta y controlada, sin rebotes que puedan provocarte una lesión directa. Aguanta unos 30 segundos en cada posición.  

A medida que vas ganando flexibilidad aumenta la intensidad del ejercicio, pero sin que te llegue a doler, los estiramientos puede que te cuesten cierto esfuerzo pero no deben causar dolor.

Controla la respiración y no te aguantes, respira lentamente con normalidad mientras estés estirando el músculo.

Repítelos todos al finalizar tu sesión de deporte, de forma intensa, respetando el tiempo y de igual forma sin rebotes.

Empieza por estirar la musculatura del cuello (muchas veces nos olvidamos de él). Sigue estirando los brazos, las piernas, los pies, la espalda y el abdomen.

A todo esto añade los estiramientos específicos para tu deporte en concreto, apréndelos con la ayuda de un profesional (entrenador personal, técnico, fisioterapeuta,...). Es evidente que no serán los mismos para el running, para la natación o para el pádel, ¿no crees?

 

Si quieres hacernos caso no te olvides de los estiramientos verás como luego corres o nadas o juegas mucho mejor. Tu cuerpo te va  a responder en la medida que necesitas si has calentado y estirado tal y como tus músculos necesitan.

¿Eres de los que pasan por alto los estiramientos?

 

También te puede interesar

cómo calentarCómo calentar antes de hacer deporte

 

 

codo tenistaEpicondilitis o codo de tenista, tratamiento y prevención

 

 

escozor pezones runningCómo evitar el escozor en los pezones si haces running

 

Si te ha gustado, compártelo:

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0